Solicita tu cita sin compromiso: 91 578 42 71 - 691 19 35 96

Los depósitos de grasa en el abdomen, afean la figura y envejecen. Además de ser un problema estético, la grasa abdominal constituye una dificultad a la hora de vestirse. Estos “michelines” o “flotadores” se hacen mas evidentes con ciertas prendas ajustadas y acarrean complejos tanto en el hombre como en la mujer

Cuando esta grasa no se puede reducir con dieta o ejercicio físico la solución es la liposucción.

El paciente apto para liposucción de Abdomen

El candidato/a ideal para una Liposucción Abdominal es aquel paciente con exceso de grasa a este nivel, sin flaccidez o descolgamiento de la piel. Si existe la anterior condición, la liposucción se deberá combinar con una abdominoplastia. El cirujano deberá evaluar si hay además una diastasis de músculos rectos, debidos a excesivo aumento de peso o a embarazos.

Pruebas preoperatorias

Se deben solicitar las pruebas de rutina. Analítica, Rx torax, electrocardiograma y ecografía de pared abdominal. La ecografía permitirá saber si existen hernias epigasticas, umbilicales o eventraciones .

Técnica

Se realiza con técnica tumescente, infiltrando solución fisiológica, adrenalina (para producir vaso constricción) y solución anestésica .

La anestesia puede ser local y sedación o epidural, raramente se utiliza la anestesia general

Consiste en introducir finas cánulas a través de pequeños orificios de la piel y absorber la grasa que el cirujano considere suficiente. Se puede realizar una liposucción superficial para dar más firmeza a la piel. Las incisiones no se cierran con puntos, permanecerán abiertas hasta que deje de salir el suero con la anestesia y luego se cierran espontáneamente.

Postoperatorio

El paciente permanecerá internado entre 5 y 8 hs. Llevará una faja compresiva durante 1 mes, se la podrá quitar para bañarse.  Esta faja ajustara la piel a las nuevas formas. El primer día eliminara liquido anestésico teñido con sangre de algunas incisiones, hasta que deje de salir y estas se cierren.  Es posible ducharse al día siguiente de la cirugía. La dieta será libre después del alta, se recomiendan drenajes linfáticos a partir del tercer o cuarto día después de la cirugía. Estos drenajes ayudaran a controlar la inflamación y darán confort al paciente. A partir del 3er día se podrá reintegrar a sus actividades habituales. Los hematomas y equimosis se pueden tratar con Trombocid o pomadas con vitamina K.

Resultados

Los resultados definitivos se verán transcurridos los 6 meses. Antes no se podrá apreciar sino una disminución del volumen abdominal. La inflamación, las irregularidades y los cambios de coloración de la la piel irán despareciendo con el pasar de los meses.