Solicita tu cita sin compromiso: 91 578 42 71 - 691 19 35 96

Liposucción de tobillos

Las mujeres que sufren este problema estético se quejan de piernas sin forma, piernas “en columna”. Hay que descartar la retención hídrica por problemas de drenaje linfático o la presencia de várices. Aunque la mayor parte de las mujeres con grasa en los tobillos, presenta también acumulo de líquido en la zona por drenaje linfático defectuoso.

El candidato ideal para de liposucción de tobillos es una persona sin sobrepeso y sin patología vascular. Esta liposucción se puede realizar como procedimiento único o combinado con una liposucción que remodele la pierna en conjunto. Es decir las rodillas, la zona de las pantorrilla y la cara interna del muslo.

Cuando se realiza como procedimiento único, se utiliza la anestesia local con o sin sedación. Para lograr un perfil armonioso de la pierna, las áreas del tobillos que se deben tratar con esta liposucción , son las anterior interna y la posterior interna. El cirujano debe realizar esta práctica, con cánulas muy finas, observando continuamente la forma y el tamaño que va quedando. Los movimientos de la cánula deberán ser verticales y no transversales, con cuidado y lentamente, para evitar herir los vasos de la zona.

Postoperatorio

El postoperatorio consiste en llevar medias de compresión para evitar el edema durante 2 meses. No es doloroso ni hay hematomas importantes. Pero si existirá edema osea inflamación de la zona durante 3 meses por lo menos. Esto se debe a que se lesionan vasos linfáticos, que hasta que se recuperan, no pueden eliminar el líquido de la zona . Resultados Los resultados de esta liposucción se verán solo al cuarto mes de la cirugía. Después que se resuelva el edema linfático. Los resultados son muy satisfactorios seleccionando los casos adecuados.